Mar11122019

Última actualizaciónJue, 20 Feb 2014 2am

Back Usted está aquí: Home Crianza Padrillos Producción 2006: La generación de los padrillos
Martes, 20 Agosto 2019 19:28

Producción 2006: La generación de los padrillos

Escrito por  Néstor Obregón Rossi
Valora este artículo
(0 votos)

Con el debut, el último fin de semana, de los potrillos Matthew y Start The Game, oficialmente se agregó a la lista de padrillos debutantes el recordado Invincible Dad (Play The Gold), un corredor caballo nacido en el Haras Monterrico y que defendió las sedas del tradicional Stud Chuncho Bravo, de la familia Morzán.

Pero más allá de lo importante que resulta ver que otro caballo nacional se suma a la lista de sementales en nuestro mercado, es ver que pertenece a una generación de exponentes que nació el mismo año y que disputaron las principales carreras del calendario: Los nacidos en el 2006.

Algo ya habíamos adelantado en anterior artículo sobre lo trascendente –para la crianza peruana– que viene resultando la generación nacida aquél año, pues varios de sus integrantes han comenzado a sobresalir como prometedores padrillos. En este artículo, y actualizando los datos del anterior, pasamos a mencionarlos:

BRADOCK (2006, por Keseff y Samara)

Fue, qué duda cabe, el líder de aquella generación. Su victoria en el GPI Latinoamericano (G1) de Argentina donde derrotó a Private Affair (Privately Held) –hoy yegua madre en Estados Unidos– es la carta más concluyente para no rebatir la afirmación. Si a eso le sumamos su cuarto puesto en el GPI Carlos Pellegrini (G1) y sus varios triunfos en carreras de Grupo en Perú, simplemente ya no hay mucho más que agregar.

En la crianza, todo lo viene haciendo bien. En una apuesta por parte del Haras Myrna, ha devuelvo esa confianza con una efectividad irrefutable. Un total de 22 crías nacidas, todas debutantes y un 63.6% de hijos ganadores, incluyendo las ‘stakes winners’ IKAYA y MUJER DIVINA, así como los placé clásicos Kimora, Zeth y el prometedor ARMÓNICO, imbatible en sus cinco últimas carreras sobre la velocidad.

De su última generación destaca KATARA, una linda tordilla que este domingo correrá en las ‘ganadores de 1’ intentando abrirse camino entre las principales aspirantes en la grama.

KOKO MAMBO (2006, por Apprentice y Not For Sale)

Campeón por los cuatro costados. Ligero como él solo, ganó el Ricardo Ortiz de Zevallos (G1) y el Derby Nacional (G1) de su generación con una calidad indiscutible. El Haras San Pablo, donde nació y se crio, decidió darle algunas chances y vaya que los resultados están a la vista.

De un total de 16 crías registradas, 14 han llegado a debutar a la fecha, contando con un 57.1% de hijos ganadores, incluyendo ENOK y BENEVENTO, que han triunfado en carreras de nivel, y Koko Toscano, que fuera tercero en el GPN Augusto B. Leguía (G1) de su generación.

De su actual generación están próximos a ganar FORTNITE y OLA PERFECTA, como para seguir elevando el promedio.

CRISTIANO (2006, por Islam y Brava)

Ganador del Clásico Selectos y de la Polla de Potrillos (G1) de su generación –donde adelantó a Bradock y Koko Mambo– tuvo una corta campaña en los Estados Unidos, donde ganó una carrera en Keeneland y fue quinto en el Skip Away Stakes (G3) de Gulfstream Park. De vuelta a Monterrico nunca bajó del segundo puesto y acumuló una campaña local de 9 victorias y 3 placé en 12 presentaciones.

Luego fue llevado al Haras El Catorce en dos generaciones cuenta con 23 crías registradas, de las cuales 13 han alcanzado a debutar a la fecha, con un 21.7% de hijos ganadores, entre ellos el placé clásico Maradona.

De sus más reciente producción destacan HILTON y CRUYFF, que corren esta semana en una condicional sobre 1.600 en el pasto y, de ganar, se podrían meter al lote de competidores del Clásico Claudio Fernández Concha (G3).

INVINCIBLE DAD (2006, por Play The Gold y Valerita)

Aunque se ‘destapó’ a partir de los 4 años, de potrillo fue placé en el Ricardo Ortiz de Zevallos (G1) y tercero en el GPN Augusto B. Leguía (G1). Con la adultez pudo hilvanar clásicos para fondistas como el Jockey Club del Perú (G1), La Copa (G2) y Asociación de Criadores de Caballos de Carrera del Perú (G2).

Retirado en el 2014 bien pudo iniciar sus funciones desde ese año, pero recién al año siguiente es que tuvo la oportunidad y permitió, de alguna forma, la reapertura del Haras Chuncho Bravo.

Según el boletín del Stud Book tiene registradas dos crías del 2016, las mismas que ya debutaron el fin de semana: START THE GAME (6to) y MATTHEW (8vo).

Para el próximo año estarían llegando 5 crías más lo que habla de que le seguirán dando oportunidades en la reproducción.

JET BLACK (ARG, 2006, por Intérprete y With Love)

Nacido en Argentina e importado por el Stud Harem, fue otro destacado ganador clásico de su generación. De hecho venció en el Clásico Manuel Químper a los 3 años y fue tercero en el Clásico OSAF (G2), en la única derrota que tuvo en las pistas a lo largo de sus 7 salidas.

Fue llevado al Haras Rancho Fátima donde le dieron la oportunidad de lucirse. Tuvo dos primeras generaciones, en el 2013 y 2014 y luego lo dejaron de lado una temporada para nuevamente presentarle yeguas y producir una tercera producción, que nació en el 2017 antes de anunciarse su retiro definitivo del mundo de la cría.

Pero, cosa curiosa, fue en esta última generación que salió su hijo más representativo: YUPANQUI, uno de los líderes de la actual generación y candidato de fuerza para ganar la próxima Polla de Potrillos (G1).

Sin embargo, la efectividad de este zaino nieto de Roy es un punto destacado. De las 13 crías que tuvo, 11 ya lograron debutar (con 100% de efectividad en sus dos primeras camadas), con un 69.2% de hijos ganadores, incluyendo al también prometedor NEGAN.

KABU (USA, 2007, por Buddha y Katzen)

Este es un caso especial, pero que merece considerarse. El recordado ‘negro’ del Stud The Fathers fue importado a Perú para correr con la generación que había nacido en el segundo semestre del año anterior, por lo que le tocó medirse (siendo menor) con todos los caballos arriba mencionados. Así, con 2 años, tuvo valentía para entrar tercero en el Derby Nacional (G1) ante Koko Mambo y cuarto en la Polla de Potrillos (G1) ante Cristiano. Meses más tarde, ya con 3 años, ganaría el Perinox y sería gran animador de las principales carreras del calendario.

Su propietario Carlos Allen le dio la oportunidad como semental y lo llevó a las instalaciones del Haras El Rincón para iniciar el trabajo. Le presentó yeguas de su propiedad y el resultado fue alentador. En su primera generación (de solo 3 productos) dio a KAPPO, ganador del Clásico Biógrafo; en su segunda camada (también de 3 crías) produjo a KRISTIANA, ganadora del Clásico Edgardo Gereda Peschiera, entre otras múltiples figuraciones en pruebas de nivel; y en su más reciente generación (de solo 2 productos), ya se cuenta a la ganadora KALIDAD y a la placé clásico Kábala.

Kabu murió en el 2018 pero dejó una producción previa que debutará el próximo año.

 

Foto: Koko Mambo, bajo el lente de Gustavo Duprat

Visto 187 veces Modificado por última vez en Martes, 20 Agosto 2019 19:31